Sunday, May 01, 2005

La intermediación inmobiliaria en España

Existe en este país un sentimiento de desconfianza hacia la intermediación de agencias en el sector inmobiliario. Este sentimiento es debido a muchos factores que se entremezclan creando un ambiente negativo.
Por un lado esta el tremendo éxito y prosperidad que ha tenido el sector de la construcción en los últimos años. Le gente ha visto que se ha ganado mucho dinero en este sector del cual también se han beneficiado las agencias inmobiliarias. Para muchos, les puede parecer que esta circunstancia ha propiciado a las agencias inmobiliarias a ganar mucho dinero que prácticamente les ha caído del cielo inmerecidamente gracias al boom del sector.
Otro factor que ha tachado negativamente a las agencias inmobiliarias es la falta de profesionalización de estas y su pésima atención al cliente. Esto es una realidad que muy pocos agentes quieren reconocer y siempre culpan a la competencia de un servicio mal dado o practicas poco éticas. Es como un virus que ataca esta profesión y que nadie sabe muy bien como curar. Lo que nadie parece darse cuenta es que este "mal" que afecta a la profesión se debe a algo bastante simple: La falta de formación y preparación. Para montar una agencia inmobiliaria hace falta una inversión muy baja y poco más. Por este motivo suele ser una vía de escape fácil para mucha gente que está descontenta con su trabajo actual, los han despedido, o se piensan que con muy poco dinero se van a hacer millonarios.
El verdadero mal radica en la poca formación y preparación de los profesionales que desconocen el sector. Esto se traduce en un servicio mal prestado a una persona que quiera vender o comprar una propiedad.